Hay muchas recetas para hacer masa para pizza en casa. Están los que la hacen como en una pizzería, los que le añaden una patata a la masa, los que la hacen sin masa, con levadura, sin levadura…¡hay mil maneras!

El hecho es que a todo el mundo le gusta la pizza y casi todos hemos intentado hacer una casera. El resultado quizá no fue el mejor ni el esperado. Nos quedó la masa muy fina, o muy gruesa, los bordes crujientes, o muy blandos.

Por eso aquí te traemos la receta perfecta para hacer la pizza ideal en casa. A parte de los ingredientes, echa un vistazo al procedimiento (es lo más importante). Obviamente luego podrás darle tu toque personal para que que quede a tu gusto.

Y sin más dilación…¡a atarse el delantal!

DificultadTiempo de preparaciónTiempo de cocciónPorciones
Muy fácil15 minutos10 minutos4 personas

Ingredientes

  • 500 gr de harina Manitoba (sino harina de fuerza)
  • 300 ml de agua
  • 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 5 gr de levadura de cerveza fresca
  • cucharaditas de azúcar (o miel)
  • 1 cucharadita de sal fina
receta masa para pizza casera

Preparación

Deja que una parte del agua se enfríe ligeramente y se desmorone en la levadura de cerveza fresca. Añade el azúcar (o miel) y un par de cucharadas de harina. Mezclarlo bien con una cuchara y dejarlo en la nevera cubierto con papel film (transparente) para que se levante al menos un par de horas.

Pon la masa que se ha creado en un bol con el resto de la harina de Manitoba, el aceite de oliva extra vírgen, el resto del agua tibia y empieza a amasar con energía (¡ánimo!). Por último, añade la sal y sigue amasando.

Dividir la masa en 3 o 4 partes, cubrirla y dejarla subir a temperatura ambiente durante 2 horas en un lugar seco protegido de la corriente hasta que haya doblado su volumen.

Una vez transcurrido el tiempo de subida, desinflar la masa con las manos y, sin rellenarla (IMPORTANTE) y solo con las manos, formar las bases de las pizzas para colocarlas en bandejas de hornear bien aceitadas.

Aquí viene el toque personal. Sazona la pizza como tú quieras y cocínala en un horno precalentado a 220º durante unos 15/20 minutos.

Variantes y consejos

El agua en la que fundirás la levadura de cerveza debe estar templada, ni muy caliente ni muy fría, de lo contrario la levadura no actuará correctamente. Puedes sustituir el azúcar por la miel, a gusto del consumidor. También puedes usar la mitad de la harina Manitoba y la otra mitad de harina 00. También puedes usar harina integral.

Si haces la masa con batidora o amasador, tendrás que usar el gancho. Puedes sustituir la levadura de cerveza fresca por levadura de cerveza seca: 2 gramos serán suficientes para mezclar directamente en la harina. Si quieres puedes polvorear las bandejas con harina de maíz para asegurarte de que no se pega la masa.

Conservación

La masa para pizza se puede guardar en la nevera durante un día. Puedes congelarlo, descongelarlo a temperatura ambiente y luego aliviarlo durante una hora.

Conclusión

Como ves, puede parecer difícil pero es una receta de masa para pizza bastante sencilla si se siguen los pasos indicados más arriba. Tiene la ventaja de poder hacer personal la receta añadiéndole condimentos o ingredientes que le puedan dar tu toque personal.

No tengas miedo en ir innovando y probando cosas nuevas, de esta manera se han creado las mejores recetas del mundo. ¡Hazlo a tu manera!

Espero que te haya gustado la receta y ¡muchas gracias por tu visita!

Última modificación: 14 mayo 2020

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.